Sopa de coliflor

sopa-de-coliflor

En esta ocasión te compartimos una receta para preparar una exquisita sopa de coliflor, ideal para tratar algunas afecciones digestivas debido a su buena digestibilidad.

La coliflor está considerada como la más digestiva de todas las coles. Su sabor se adapta muy bien tanto a la cocina europea como a la asiática o la árabe. Jorge Pamplona Roger, El poder medicinal de los alimentos, 154.

Ingredientes para preparar la sopa de coliflor:

Para 7 porciones

  • 1 cabeza de coliflor picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de sal marina
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 7 tazas de caldo de verduras casero o agua
  • 2 tazas de puerro (solo la parte blanca) cortado en rodajas finas)
  • ¼ taza de castañas de cajú
  • 3 cucharadas de ciboulette picado (para decorar)

Probablemente quieras saber cuál es la forma correcta: ¿la coliflor o el coliflor?

Preparación:

  1. Calentar una olla, agregar el aceite y saltear el ajo junto con el puerro y una pizca de sal marina hasta que los vegetales estén tiernos.
  2. Luego agregar la coliflor y seguir salteando durante unos minutos.
  3. Cuando comience a dorarse incorporar el caldo de verduras y tapar. Cocinar hasta que largue el hervor. Después bajar la temperatura al mínimo y cocinar durante 20 minutos, hasta que la coliflor esté bien tierna.
  4. A continuación apagar el fuego y dejar entibiar unos minutos.
  5. Mientras tanto colocar las castañas de cajú en la licuadora y licuar en seco hasta formar un polvo, entonces agregar la sopa y licuar hasta que esté cremoso.
  6. De ser necesario calentar y rectificar la sal.
  7. Finalmente servir la sopa y decorar con el ciboulette picado.

Propiedades de la coliflor

La coliflor es una hortaliza rica en oligoelementos, tales como el cromo, zinc, manganeso, cobre y selenio. También es muy rica en fitoquímicos, que son sustancias anticancerígeneas.

Algunas de sus aplicaciones medicinales son:

  • Afecciones digestivas (estreñimiento, colitis y diverticulitis). La coliflor debería ser una de las primeras hortalizas a incorporar para una persona que ha sufrido un cuadro de gastritis o gastroenteritis.
  • Afecciones cardiocirculatorias (hipertensión, arterioesclerosis). Los niveles bajísimos de sodio, la abundancia de potasio y la práctica carencia de grasas la convierten en un alimento ideal para personas con alguna enfermedad cardíaca o circulatoria.
  • Obesidad y diabetes. Debido a que aporta muy pocas calorías por su bajo contenido de hidratos de carbono y produce saciedad.
  • Afecciones renales (insuficiencia renal, artritismo, gota, cálculos). Es diurética y depurativa.

¡Aprovechá todos estos beneficios con la sopa de coliflor!

También te puede interesar Sopa de Tomate

Compartir artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

whatsapp